• Nagrela Editores

Una de las cartas más emocionantes de Jonathan Netanyahu


Hoy Israel y todo el pueblo judío conmemora Yom Hazikaron, el día del Recuerdo a los soldados caídos y víctimas del terrorismo.


Una de los soldados caídos es Jonathan Netanyahu, fallecido durante la histórica operación Entebbe.


Joni, hermano del actual Primer Ministro de Israel, dejó más de 300 cartas, que Nagrela Editores ha traducido en su libro Las Cartas de Jonathan Netanyahu.


Hoy les queremos ofrecer en exclusiva una de las cartas más emocionantes escritas por nuestro héroe.


22 de julio de 1968

(A España)


Querido padre:

Tutti y yo estamos de maravilla y disfrutamos de cada uno de los minutos que pasamos aquí. Ahora que estoy en Israel me doy cuenta de cuánto echaba de menos esa parte de mí mismo cuyo origen y cuyo lugar se encuentran aquí. Cuando estaba en Estados Unidos, echaba de menos este lugar al que sabía que pertenecía, sin embargo, no ha sido hasta después de haber regresado cuando me he dado cuenta de cuánta razón tenía.


Me da la sensación de que nos encaminamos hacia otra guerra; no hay un solo día sin que tenga lugar un acto de sabotaje, explote una mina o haya un asesinato. Todo evoca a la guerra del Sinaí de 1956 y a la última guerra de 1967. Debemos y estamos en la obligación de defender nuestra tierra con uñas y dientes, con todas nuestras fuerzas. Solo de esta manera, si lo entregamos todo en nombre del bienestar de nuestro país, Israel continuará siendo el Estado del pueblo judío. Solo de esta manera esquivaremos un futuro en el que los libros de historia escriban que una vez los judíos se levantaron poderosos y defendieron su tierra durante dos décadas, pero finalmente fueron derrotados para volver a convertirse en un pueblo errante y sin hogar.


Papá, yo formo parte de Israel tanto como Israel forma parte de mí, de ti y de cada uno de los judíos de este mundo. Pertenezco a este lugar ahora, en este mismo momento, cuando todo hace indicar que volverá a estallar la guerra (aunque deseo con todo mi corazón que esto no suceda), cuando cada uno de los ciudadanos que una vez sirvieron en Zahal están siendo llamados a filas para prestar dos o tres meses de servicio de reserva, ahora que todo el pueblo de Israel está unido en su deseo de continuar siendo independiente y en su convicción de que su propia vida le pertenece y depende solo de nuestra voluntad y de nuestra disposición para sacrificarnos en nombre de la nación. Es por esto por lo que tengo que estar aquí —y ahora—. Sería intolerable que me encontrase en Boston en este preciso momento. Podré regresar dentro de unos meses, cuando todo se calme, pero no ahora.


Tú le has entregado a Israel muchos más años que yo y no hay duda de que, a través de tu intelecto y tu conocimiento, eres capaz de percibir y comprender cosas que yo solo alcanzo a sentir. Es por eso por lo que me resulta extraño sermonearte sobre sionismo para explicarte mi postura frente a nuestro país. He luchado por nuestro derecho a vivir aquí en más de una y de dos ocasiones. Quizá por eso me resultó complicado —casi como si de una pesadilla se tratase— tener que abandonar el país tras la guerra de los Seis Días.


Puedes adquirir este maravilloso libro AQUÍ.
417 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo