• Nagrela Editores

Felix Nussbaum y el último tren a Auschwitz


Un artista que reflejó en su obra las duras condiciones del campo de Saint- Cyprien fue Felix Nussbaum (1904-1944). Judío de origen alemán, nació en el seno de una familia de clase media en Osnabrück. Estudió Pintura e Historia del arte en las Academias de Hamburgo y de Berlín. En 1929 estableció su estudio en el número 23 de la calle Xantener de Berlín. Su pintura titulada Der tolle Platz ganó el premio de la Academia Prusiana de Arte en 1931, lo que le facilitó poder estudiar en Roma durante dos años.


La ascensión de Hitler al poder en 1933 hizo que Nussbaum emigrara. Permaneció en Italia ese año y al siguiente se trasladó a Bélgica. Se casó con la artista judía polaca Felka Platek en 1937, con quien se estableció en Ostende y Bruselas. Tras la ocupación alemana de Bélgica, la Gestapo lo detuvo en Bruselas y lo deportó a Saint-Cyprien el 10 de mayo de 1940. Tras dos meses en ese campo, consiguió escapar y volver a Bélgica, donde se escondió y continuó pintando. De esta época son los paisajes urbanos plagados de techos y chimeneas, los que contemplaba desde la buhardilla en la que pasaba escondido la mayor parte del tiempo.


Nussbaum también plasmó en sus pinturas realizadas en Bruselas su experiencia en Saint-Cyprien. Tanto en la obra titulada Autorretrato en el campo como en Prisionero agachado, al fondo hay dos prisioneros que hacen sus necesidades en un cubo. En el lienzo titulado Saint-Cyprien, una serie de presos se protegen del frío cubriéndose con unas mantas. Estos son óleos sobre lienzo que Nussbaum pintó durante el largo período que permaneció oculto en la buhardilla de Bruselas, pues en el campo era impensable encontrar ese tipo de materiales.


Los alemanes volvieron a capturarlo, esa vez con su mujer, en 1943, y los deportaron a Auschwitz en una de las últimas redadas contra los judíos en Bélgica. Se cree que los dos fallecieron en ese campo de exterminio en 1944.


Su legado artístico comenzó a ser estudiado en los años setenta; la mayoría de sus obras realizadas en los campos y durante su escondite en la Bélgica ocupada (más de 160) se conservan en el museo que le han dedicado en su ciudad natal, cuyo edificio ha sido diseñado por el arquitecto Daniel Libeskind.


*Este texto pertenece al libro Artistas en los campos nazis del autor Javier Molins (Nagrela Editores 2019)


Imágen: Autorretrato con pase judio. 1943

Origen: The Felix Nussbaum Collection of the Niedersachsische Sparkassenstiftung in the Kulturgeschichtlicehs Museum Osnabruck


Puede adquirir Artistas en los campos nazis AQUÍ.
1,321 vistas0 comentarios